Maximización del Tiempo de Comunicación Efectiva en Clases de Inglés

Para comenzar este curso y recibir tu certificado por favor inicia Sesión o regístrate

¿Por qué es importante?

Tener espacios para practicar las habilidades comunicativas de comprensión y producción en inglés es clave para el aprendizaje de nuestros estudiantes. Nuestro contexto de enseñanza del inglés como lengua extranjera, reduce las posibilidades que ellos tienen de comunicarse en el idioma con otros fuera del contexto de nuestras clases. Por este motivo debemos resguardar que el tiempo de comunicación efectiva en inglés sea maximizado.  

No es necesario ponerse como objetivo que el 100% de clase de inglés sea en este idioma, la literatura nos indica que utilizar la lengua materna de los estudiantes también es importante en ciertos escenarios, por ejemplo, cuando se requiere generar una conexión emocional con ellos, o cuando es una herramienta más efectiva que el inglés para entregar un mensaje conciso. Pero sí es importante poner foco en que el uso del español sea restringido a necesidades específicas, y que corresponda a un porcentaje menor de la clase. 

Revisemos nuestro contexto nacional respecto a este tema: 

Cualquier comunicación que tengamos con los estudiantes durante el desarrollo de la clase es una oportunidad de aprendizaje. Revisemos la importancia que tiene para nuestros estudiantes lograr mantener la comunicación en inglés: 

1. Los estudiantes tienen más exposición al idioma objetivo

 El input que los estudiantes reciben es de gran importancia para poder internalizar el idioma y luego producirlo. La comprensión oral es “la habilidad más importante en las primeras etapas del aprendizaje de un idioma ya que provee los modelos de lenguaje y pronunciación para que el estudiante pueda producir el idioma más adelante, además se plantea que el 60% del uso del lenguaje lo constituye en efecto la comprensión oral (MINEDUC, 2012). Aumentar la exposición al idioma durante la clase es aumentar las oportunidades de aprendizaje de los estudiantes.  

2. Los estudiantes tienen oportunidades para practicar y desarrollar automaticidad en el uso del idioma

La automaticidad nos permite liberar nuestra mente de pequeños detalles y así dedicar ese esfuerzo cognitivo a otras tareas. Se adquiere en procesos repetitivos como por ejemplo manejar un auto, donde la automatización de ciertas acciones como apretar y soltar los pedales, nos permite enfocarnos en el camino, las señaléticas, y los movimientos de automovilistas y peatones. Desarrollar automaticidad en el uso del idioma inglés implica que los estudiantes no necesiten grandes esfuerzos para tener interacciones. Mientras más se repitan esas interacciones, menos esfuerzo cognitivo requerirán. Esto significa que mientras más práctica, mayor fluidez. 

3. Los estudiantes tienen espacio para probar sus aprendizajes, monitorear su propio desarrollo y ajustar lo aprendido

Mantener la comunicación en inglés inspirará a los estudiantes a hacer sus intervenciones en la clase también en el idioma. Probar su conocimiento en interacciones permitirá que los estudiantes monitoreen sus propios errores. ¿Les ha pasado alguna vez que pronuncian una palabra, se dan cuenta que está incorrecta, y vuelven a pronunciarla de otra manera? Ese tipo de monitoreo y ajuste solo se puede dar cuando la comunicación se hace en el idioma. Es difícil mantener a los estudiantes hablando inglés, pero traerá grandes recompensas para el aprendizaje. Recuerda la celebre frase de docente de inglés: In English, please! 

4. Los estudiantes tienen la oportunidad de recibir retroalimentación sobre el uso del lenguaje

Si el tiempo de la clase es utilizado en comunicación en inglés, brindará el espacio para que los estudiantes se expresen y reciban retroalimentación del docente. Es la oportunidad de guiar su aprendizaje y entregarles correcciones que permitan mejorar su nivel de inglés a través de la práctica.  

Tener espacios para practicar las habilidades comunicativas de comprensión y producción en inglés es clave para el aprendizaje de nuestros estudiantes. Nuestro contexto de enseñanza del inglés como lengua extranjera, reduce las posibilidades que ellos tienen de comunicarse en el idioma con otros fuera del contexto de nuestras clases. Por este motivo debemos resguardar que el tiempo de comunicación efectiva en inglés sea maximizado.  

No es necesario ponerse como objetivo que el 100% de clase de inglés sea en este idioma, la literatura nos indica que utilizar la lengua materna de los estudiantes también es importante en ciertos escenarios, por ejemplo, cuando se requiere generar una conexión emocional con ellos, o cuando es una herramienta más efectiva que el inglés para entregar un mensaje conciso. Pero sí es importante poner foco en que el uso del español sea restringido a necesidades específicas, y que corresponda a un porcentaje menor de la clase. 

Revisemos nuestro contexto nacional respecto a este tema: 

 

Cualquier comunicación que tengamos con los estudiantes durante el desarrollo de la clase es una oportunidad de aprendizaje. Revisemos la importancia que tiene para nuestros estudiantes lograr mantener la comunicación en inglés:

MAXIMIZAR EL TIEMPO DE COMUNICACIÓN EFECTIVA EN CLASES ENTREGA A LOS ESTUDIANTES:

1. Más exposición al idioma objetivo.

El input que los estudiantes reciben es de gran importancia para poder internalizar el idioma y luego producirlo. La comprensión oral es “la habilidad más importante en las primeras etapas del aprendizaje de un idioma ya que provee los modelos de lenguaje y pronunciación para que el estudiante pueda producir el idioma más adelante, además se plantea que el 60% del uso del lenguaje lo constituye en efecto la comprensión oral” (MINEDUC, 2012). Aumentar la exposición al idioma durante la clase es aumentar las oportunidades de aprendizaje de los estudiantes.  

2. Oportunidades para proyectar y desarrollar automaticidad en el uso del idioma.

La automaticidad nos permite liberar nuestra mente de pequeños detalles y así dedicar ese esfuerzo cognitivo a otras tareas. Se adquiere en procesos repetitivos como por ejemplo manejar un auto, donde la automatización de ciertas acciones como apretar y soltar los pedales, nos permite enfocarnos en el camino, las señaléticas, y los movimientos de automovilistas y peatones. Desarrollar automaticidad en el uso del idioma inglés implica que los estudiantes no necesiten grandes esfuerzos para tener interacciones. Mientras más se repitan esas interacciones, menos esfuerzo cognitivo requerirán. Esto significa que mientras más práctica, mayor fluidez. 

3. Espacios para probar sus aprendizajes, monitorear su propio desarrollo y ajustar lo aprendido.

Mantener la comunicación en inglés inspirará a los estudiantes a hacer sus intervenciones en la clase también en el idioma. Probar su conocimiento en interacciones permitirá que los estudiantes monitoreen sus propios errores. ¿Les ha pasado alguna vez que pronuncian una palabra, se dan cuenta que está incorrecta, y vuelven a pronunciarla de otra manera? Ese tipo de monitoreo y ajuste solo se puede dar cuando la comunicación se hace en el idioma. Es difícil mantener a los estudiantes hablando inglés, pero traerá grandes recompensas para el aprendizaje. Recuerda la celebre frase de docente de inglés: In English, please! 

4. La oportunidad de recibir retroalimentación sobre el uso del lenguaje.

Si el tiempo de la clase es utilizado en comunicación en inglés, brindará el espacio para que los estudiantes se expresen y reciban retroalimentación del docente. Es la oportunidad de guiar su aprendizaje y entregarles correcciones que permitan mejorar su nivel de inglés a través de la práctica.