Estrategia Rincón de Ciencias Naturales

Para comenzar este curso y recibir tu certificado por favor inicia Sesión o regístrate

¿Por qué es importante?

¿Por qué es importante desarrollar habilidades científicas en los niños pequeños?

    1. Porque los niños aprenden y construyen de una forma propia
sus conocimientos. 

La   investigación (Backscheider, Shartz & Gelman, 1993; Inagaki & Hatano, 1996. Springer & Keil, 1991) nos indica  que  los niños pequeños  pueden  desarrollar  y  entender conceptos científicos como: el ciclo de la vida, el crecimiento y el cambio, y la distinción entre objetos animados e inanimados. Además son capaces de razonar científicamente, ya que por ejemplo, pueden deducir si una prueba o evidencia es verdadera o no. (Ruffman, Olson , Ash, & Keen, 1993).

  2. Porque desde temprana edad, los niños adquieren información
al experimentar con los objetos y materiales de su entorno.

Para un niño el manipular es aprender; él aprende mientras explora. Por tal razón, los contextos intencionadamente enriquecidos y las experiencias tempranas de la infancia ayudan a desarrollar las habilidades matemáticas y científicas fundamentales que permiten participar plenamente en la resolución creativa de problemas, la colaboración y el aprendizaje. (Asociación para la Educación de Niños Pequeños (NAEYC) y el National Council of Teachers of Mathematics (NCTM), 2002; Bowman, Donovan, & Burns, 2001; National Research Council (NRC), 2006).

  3. Porque en la escuela los niños tienen infinitas experiencias informales que
favorecen el desarrollo de habilidades científicas.  

Estas experiencias informales proporcionan la base para el desarrollo de conocimientos y habilidades formales en todos los dominios curriculares, particularmente en ciencias (Bowman et al.,2001). Los conocimientos y habilidades tempranas de las ciencias predicen el rendimiento escolar posterior (Claessens & Engel, 2013; Grissmer, Grimm, Aiyer, Murrah & Steele, 2010; National Mathematics Advisory Panel (NMAP), 2008) convirtiéndose en un predictor significativo de éxito académico además de las habilidades de lectura temprana y otras (Duncan et al., 2007).

Sin embargo, este potencial no se trabaja con la frecuencia que se debería. O se trabaja en temas aislados sin vincularlos con conocimientos previos o con aplicaciones a la vida real. En este contexto, el disponer de experiencias pedagógicas y científicas diariamente en educación inicial, apunta a desarrollar habilidades científicas en los niños como el “Pensamiento reflexivo” y la “metodología de investigación”. Ambos potencian  la:  participación, creatividad, autonomía, y la capacidad de  resolución de problemas. (Jiménez, Camaño, Oñorbe, Pedrinaci, & de Pro, 2012).