Estrategias de Comprensión Oral

Para comenzar este curso y recibir tu certificado por favor inicia Sesión o regístrate

¿Por qué es importante?

¿Por qué es importante desarrollar la comprensión oral en educación inicial?

1. Porque la comprensión oral es la base
de la comprensión lectora

Antes de que un niño aprenda a leer formalmente, se debe trabajar, tanto en el hogar como en los centros educativos, la comprensión oral de un texto como preparación para la instrucción formal en comprensión de lectura. Para comprender no basta que los niños entiendan la mecánica de la lectura y la escritura, es necesario que aprendan estrategias específicas.

Collins & Pressley plantean que “tan importante como los procesos a nivel de palabra, son las destrezas de comprensión. Obtener comprensión de un texto involucra mucho más que solamente el procesamiento de palabras individuales” (2002, p.2).

2. Porque la comprensión se trabaja de forma oral mediante la exposición de los niños
a muchos textos
y el modelaje de las estrategias de lectura.

El adulto va enseñando las estrategias que les permitirán a los niños convertirse en lectores independientes más adelante. En la medida en que los niños aprendan a utilizar estrategias de comprensión en el nivel de educación inicial, les será más fácil aplicarlas para convertirse en lectores maduros más adelante.

Por lo tanto, si un niño no tiene las destrezas de vocabulario y comprensión para entender un texto oralmente, tampoco lo entenderá por escrito.

Los buenos lectores resultan ser muy activos y estratégicos al leer. La investigación indica que una buena lectura debiera ser siempre una lectura activa, y que permita motivar a los estudiantes para que sean activos e intencionalmente estratégicos mientras leen.

3. Porque una comprensión oral deficiente trae como consecuencia deficiencias
en la comprensión de lectura y, por lo tanto, bajo rendimiento académico.

El desarrollo de la comprensión oral no implica únicamente hablar y comunicarse adecuadamente, sino que se convierte en un elemento imprescindible para el desarrollo cognitivo de los niños, así como una herramienta para comprender y relacionarse con el entorno que les rodea.

Existe mucha investigación que demuestra que los niños con poco desarrollo de lenguaje oral tienen menor comprensión de lectura a futuro (Romero, Arias y Chavarría, 2006).