¿Qué regalar a los niños y niñas en navidad?

diciembre 16, 2022 Artículos

Durante las festividades de fin de año probablemente algunas de las preguntas que más se repiten son qué regalar o dónde encontrar los mejores regalos de navidad. El afán por hallar ese preciado obsequio puede convertirse en una odisea, en un motivo de agobio, e incluso las personas pueden llegar a gastar un monto realmente excesivo de dinero en ello. Sin duda que para muchas familias la navidad puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza.

Lo curioso es que esta celebración, como simbolismo, está lejos del consumo excesivo y de los regalos despersonalizados que muchas veces quedan olvidados al poco tiempo. Si pensamos en los niños y niñas lo cierto es que, en esta etapa de sus vidas, la navidad puede transformarse en una fiesta que estimule sus sentidos, sus habilidades y la creatividad ¿y sabes por qué? porque ellos y ellas también necesitan recibir regalos emocionales. Por esta razón, hemos preparado para ti algunas ideas de regalos de navidad trascendentes y entretenidas, que te entregarán otra mirada sobre qué obsequiar.

1. Atrévete con los regalos emocionales

La psicología habla de los regalos emocionales como aquellos obsequios tangibles o intangibles, que entregan la oportunidad de enseñar valores y experiencias que marquen hitos en la vida emocional de nuestros niños y niñas, los cuales estarán centrados en el dar y recibir, en disfrutar, agradecer y amar, entre otros.

Son aquellos regalos hechos o preparados a través de experiencias que expresan amor y que fortalecen los vínculos emocionales a través de la dedicación de tiempo, el cuidado en los detalles, y que promueven disfrutar sin importar lo grande o caro del regalo. Una de sus bases está en entregar regalos o experiencias orientadas a fortalecer la autoestima de nuestros niños/as y reforzar que les amamos incondicionalmente.

Con los bebés, en una etapa temprana, sin duda el mejor regalo será darles toda la atención necesaria y reforzar el vínculo de amor a través del juego con lo recomendado por equipos expertos, como sonajeros, artículos musicales o todo aquello que sencillamente pueda estimular sus sentidos del olfato, del tacto y la visión a través de los colores.

A partir de los 2 ó 3 años, los niños y niñas disfrutarán poder construir pequeñas cosas en familia con simples cajas o algunas piezas simples; también, dibujando; haciendo actividades interactivas como jugar al teatro o con aquello que te imagines que pueda servir para explorar la imaginación. No es necesario que compres juguetes costosos.

Desde los 3 años en adelante amarán los regalos emocionales que signifiquen nuevas experiencias juntos, desde algo sencillo como una carta hecha por ti, o alguna carta escrita por toda la familia donde se pueda expresar por todo el agradecimiento y amor que sentimos, o grabar un video, hasta salir de excursión a un lugar significativo para la familia.

También hacer juegos interactivos con una pelota, o con disfraces que no necesariamente sean muy elaborados o a través de experiencias como cocinar juntos, preparando deliciosas recetas en grupo. Los niños y niñas se centrarán en las emociones, no en el costo ni lo profesional que sea la herramienta para jugar, por lo que es una oportunidad para que tú les ayudes a fortalecer sus habilidades y reconocer emociones.

Asimismo, una experiencia inolvidable y trascendente (sobre todo con niños/as de 4 años o más) es regalar vida y amor, por ejemplo, que aprenda a cuidar alguna planta o huerta, o que llegue un nuevo integrante peludo a la familia, como una mascota, con la que podrán aprender el valor del cuidado y la responsabilidad afectiva. En esa misma línea puedes idear el regalar solidaridad, buscar alguna ONG u organización en la que podamos ayudar en familia a través de nuestro tiempo o donando algo en particular que nos haga sentido.

2. Regalos sin estereotipos

Las desigualdades relacionadas con temáticas de género y la reproducción de estereotipos surgen, principalmente, desde la primera infancia ya que es la etapa donde los niños y niñas comienzan a construir su identidad.  Esto ocurre a través de los simbolismos y uno de los más importantes es justamente el juego, por lo que poner atención a los juguetes o actividades que preparamos para ellos y ellas, es crucial para no repetir patrones que dañan la autoimagen.

Por ejemplo, antes de pensar en el regalo o la experiencia que quieras compartir con los niños y niñas, piensa si estás siguiendo estereotipos de colores como “el rosado es para las niñas y el azul para los niños”, o estereotipos sobre con qué debe jugar uno u otro, como regalar pelotas de fútbol a los niños y muñecas a las niñas. Los juguetes y los deportes no tienen sexo ni color.

Realizar actividades donde niños y niñas son iguales, potencia su imaginación y fantasía. Existen superhéroes y superheroínas; los niños también pueden creer en hadas, así como las niñas jugar con dragones. Regalar esas experiencias ayudará a que se sientan libres de explorar y no poner límites a sus sueños y metas.

3. Regala movimiento

Busca juegos educativos y otros tipos de regalos de Navidad con los que puedan desarrollar sus habilidades y destrezas, eso también les divierten mucho.

Con los bebés lo más recomendable será estimular sus movimientos, su motricidad, su experiencia sensorial del movimiento, sobre todo en aquellos que ya gatean o quieren ponerse de pie. Esa curiosidad hacia el movimiento es un momento clave para ayudarles a desarrollar el proceso cognitivo. En otros blogs hemos hablado de los estudios que comprueban que estimular el movimiento corporal se asocia a una mayor construcción de redes neuronales para facilitar el proceso cognitivo.

A medida que los niños y niñas van creciendo es natural que quieran explorar e interactuar cada vez más, entonces, las actividades al aire libre donde puedan correr, saltar, bailar, no sólo les harán muy felices, sino que también serán un apoyo para su desarrollo intelectual.

También puedes regalar movimiento a través de un instrumento musical sencillo como un xilófono, un instrumento simple de viento o de percusión, con los que aprenderá que su movimiento genera sonido.  Les gustarán también los juegos para amasar como la arena o una simple plastilina, y si no tienes ¿por qué no construir con barro?

No hay límites en la imaginación de los niños y niñas, el desafío es que las familias nos pongamos a jugar y creemos junto a ellos y ellas las experiencias que hagan de la navidad, una real oportunidad de compartir y expresar amor.

¿Sabías que?

- El biólogo Humberto Maturana, escribió “Amor y juego: fundamentos olvidados de lo humano” donde investiga y concluye la importancia del juego como constructor del vínculo social sano, señalando, por ejemplo, que el bebé humano encuentra a la madre en el juego antes de vivir en el lenguaje y que este juego es un estado de congruencia biológica donde se desarrolla la aceptación total de su corporalidad.

- La erradicación de los estereotipos de género es tan importante que el Ministerio de Educación planteó formalmente en sus bases y directrices, que el desarrollar una educación no sexista se implemente a partir de los primeros niveles educativos (kínder y prekínder) en adelante.