Televisión infantil y aprendizaje en tiempos de pandemia

julio 22, 2020 Artículos

La pandemia que nos afecta hoy en día ha significado un importante desafío para la educación ¿Cómo educar a distancia? ¿Cómo abordar los objetivos curriculares? ¿Cómo llegar a todos los estudiantes? son preguntas que han sido parte del debate público y de cada comunidad escolar. En este contexto, han surgido diversas alternativas para la educación remota: clases a través de plataformas especializadas, uso de redes sociales, envío de material educativo a través de correo electrónico o whatsapp, entre otras. 

Sin embargo, en el proceso se ha develado la importante brecha digital que existe en nuestro país: no todos los estudiantes pueden acceder a una educación digital que requiera internet. Ante este desafío, los canales de televisión abierta de nuestro país se unieron para generar una señal única infantil-familiar abierta, con material educativo alineado con los lineamientos curriculares del Ministerio de Educación llamada TV Educa Chile.  

Televisión ¿cómo afecta a los niños y niñas? 

Todos hemos escuchado que la televisión tiene efectos perjudiciales para los niños/as. Afecta negativamente el desarrollo del lenguaje, altera las rutinas de sueño y potencia el sedentarismo y la obesidad, entre otras. Además, les quita valioso tiempo a actividades como la lectura, el juego, las tareas escolares y la interacción socio-afectiva con familia y pares. Los niños y niñas pequeños son los más afectados, por lo que se recomienda que no vean televisión antes de los tres años y a medida que crezcan limitar el tiempo que están expuestos a la pantalla: una hora diaria es el tiempo recomendado para niños/as de 3 a 5 años.  

Sin embargo, la televisión también puede tener un potencial educativo cuando es mediada por un adulto de manera consciente y responsable. Los niños y niñas pueden aprender valores como la amistad o la honestidad, cuando reconocen junto a un adulto a los personajes que ejercen un buen modelo para ellos. Pueden observar emociones, como la gratitud o la frustración, y ver ejemplos de cómo manejarlas. También, pueden acceder a diversos paisajes y culturas, aprendiendo sobre animales, profesiones, historia, entre otros. Finalmente, la televisión mediada por un adulto puede funcionar como gatillador de interesantes conversaciones con los niños y niñas, desarrollando sus habilidades de pensamiento y comunicación. A través de preguntas como ¿por qué crees que ese personaje actuó así? ¿qué le hubieses dicho tu? ¿te ha pasado algo así alguna vez? podemos generar reflexiones que inviten a los niños y niñas a razonar y expresar sus ideas.  

Televisión infantil en nuestro país 

Las estadísticas del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) indican que, en 2018, previo a la pandemia, la oferta de televisión infantil llegaba apenas al 1%, de la cual solo un 0,1% estaba dirigida a menores de 6 años. Esto indica que la propuesta de televisión enfocada a niños y niñas en nuestro país era muy escasa. Los datos también muestran que los niños y niñas de 4 a 12 años vieron, en promedio, 2 horas y 23 minutos de televisión diarias, de las cuales 56 minutos corresponden a televisión abierta. De este tiempo, la mayor parte fue dedicado a ver telenovelas (25%) y apenas un 0,3% a documentales y programas instruccionales-formativos. Es decir, nuestros niños y niñas están viendo principalmente televisión para adultos, la cual puede incluir contenidos inapropiados para su edad y, por supuesto, no ha sido diseñada con fines educativos.  

Es así que TV Educa Chile constituye una iniciativa sin precedentes en nuestro país, la cual viene a fortalecer la oferta de televisión abierta enfocada específicamente a niños y niñas de 2 a 12 años. El Consejo Nacional de Televisión (CNTV) realizó una encuesta luego de un mes de su lanzamiento, la cual indica que cerca del 80% de los encuestados conoce la existencia de esta iniciativa, el 52% la ha sintonizado (o conoce a alguien que lo haya hecho) y aproximadamente el 60% la considera útil o muy útil. A su vez, el 86% de los encuestados opina que la iniciativa debiera proyectarse más allá de la emergencia sanitaria actual y un porcentaje similar considera importante que el Estado haya jugado un rol en la puesta en marcha del canal. 

¿Cómo aprovechar la televisión para potenciar el aprendizaje? 

Los niños y niñas, especialmente los más pequeños, aprenden a partir de la interacción con su entorno y con las personas que los rodean. Es así que la mediación que hace un adulto entre el niño o niña y la televisión hace toda la diferencia. Para que ver televisión constituya una experiencia de aprendizaje, esta debe ser una instancia activa e interactiva, es decir, en la que el niño/a esté activamente involucrado (con sus sentidos, emociones y pensamientos) y en la que interactúe con un adulto. Así, en vez de simplemente ser un receptor de imágenes y sonidos, el niño se vuelve protagonista de la actividad. En este díptico encontrarás recomendaciones para un uso saludable de medios y en esta guía propuestas de actividades para realizar con niños/as de 3 a 7 años luego de que vean un programa de televisión, junto a un adulto mediador. 

Normalmenteson los adultos en el hogar quienes se deben encargar de acompañar y mediar el uso de la televisión de sus niños/as. Sin embargo, en tiempos de pandemia, los programas educativos también son una oportunidad para los docentes. El Ministerio de Educación de Chile realizó una priorización del currículum nacional vigente, definiendo cuáles son las expectativas mínimas de aprendizaje dado el complejo contexto actual y la televisión podría ser una herramienta para contribuir al logro de estos objetivos.  

Con el fin de contribuir en este desafío, desde Fundación Educacional Oportunidad hemos construido una guía de programación TV Educa: una selección de programas y series de TV relacionados a la promoción de aprendizajes educativos para niños y niñas de 4 a 6 años. 

En esta guía encontrarás cada bloque con su horario, la edad de los niños/as al cual está dirigido y una breve descripción. Podrás revisar cada programa, su objetivo y de qué se trata, junto a sugerencias de uno o más objetivos curriculares que se pueden trabajar a partir de ese contenido. Esperamos que este insumo contribuya a poder aprovechar mejor la oportunidad de aprendizaje que ofrece la televisión abierta, y a la vez, te inspire a diseñar actividades novedosas, interactivas y reflexivas con tus estudiantes. Te invitamos a descargarla: